25/6/14

Camino de Ronda, playas y kayak en la Costa Brava


Los Caminos de Ronda son caminos junto al mar que bordean la Costa Brava y eran utilizados en un  principio por los pescadores para acceder a las calas más inaccesibles. Su nombre se debe a las patrullas que vigilaban los ataques marítimos y el contrabando en el litoral de la costa catalana. Hoy están acondicionados como senderos, con escaleras y miradores en sus tramos más difíciles, para recorrerlos con facilidad y conocer así  sus magníficas playas y calas.



En algunos puntos coincide con el sendero de Gran Recorrido GR 92 que comienza en PortBou, junto a la frontera francesa, y recorre toda la Costa Brava terminando en Blanes.
Pasa por Parques Naturales como el  del Cap de Creus o el de Aiguamolls de L´Empordá y el recorrido  más bonito, por la  belleza de sus playas y el paisaje de pinos y rocas, es el que va desde nuestra querida localidad de Bégur hasta Sant Feliu de Guixols.
Espero poder hacer algún día el Camino de Ronda en su totalidad porque solo hice pequeñas incursiones desde las playas a las que acudíamos a tomar el sol o a comer con familiares.

Playa de Tamariu


Pertenece a  la localidad de Palagrugell en la comarca del Baix Empordà.  Es una bonita playa de estilo marinero con casas blancas y pequeñas embarcaciones amarradas. La arena es fina y sus aguas transparentes. Ha sido galardonada con la Bandera Azul por la calidad de sus aguas. Con 200 metros de longitud aproximadamente es más pequeña que las otras dos de  Palafrugell:
  • Calella conocida como “la catedral de la habanera” por sus espectáculos de habaneras sobre las rocas. Primero fue barrio marinero y después un puerto de embarque importante para la industria del corcho.
  • Llafranc más cosmopolita y turística gracias en parte al “Gitano de la Costa Brava”, nombre con el que bautizó Carmen Amaya a Manuel Bisbe. Es aconsejable subir a la cima del cabo de  Sant Sebastiá, situado al norte, por la fabulosa panorámica que se obtiene desde allí.

En esta playa de Tamariu ofrecen excursiones en kayak para recorrer el precioso litoral, muy representativo de la Costa Brava. Hacia el norte está plagado de entradas y salidas, con cuevas como la de Bisbe y Gispert y calas como Cala Marquesa, Cala Ventosa, Cala Llarga y Aigua Xélida.


Yo dejé a mis acompañantes en la playa y cogí el Camino de Ronda, que sale por la derecha en dirección sur hacia Calella, dispuesta a ver todo lo que el camino me ofrecía. Nada más comenzar a caminar no podía avanzar. La vista de postal desde aquí  sobre Tamariu  hacía que me detuviese, me girase y no parase de hacer fotografías.


Caminando con el verde de los pinos a la derecha y el azul del mar a la izquierda, el camino conduce a una zona rocosa que hay que atravesar para continuar.  A la vuelta me daría aquí un estupendo baño porque en ese momento las ganas de seguir el sendero me lo impidieron. 





El camino entre la vegetación con las raíces de los árboles formando un entramado me era familiar pero el contraste que se formaba entre la sombra por la que caminaba y la luz del sol sobre el azul del mar me era completamente ajeno.  En este momento comprendí  y sentí  lo que el escritor Josep Pla decía sobre Tamariu: era  “la quintaesencia de la libertad”.



El camino en ocasiones  continua por pasarelas y barandillas de madera para salvar lo abrupto del camino pero transcurre todo el tiempo entre sombras de pinos 



Me llevó a ver desde lo alto las embarcaciones y yates que fondean en Cala Pedrosa. Bajé un poco hasta esta cala virgen rodeada de acantilados y de aguas limpias e inicié la vuelta de nuevo hasta Tamariu, con la idea de volver algún día para continuar este Camino de Ronda que tanto me sorprendió y gustó.




Cala Aigua Xelida


Es una pequeña cala de 40 metros situada al norte de Tamariu. La arena es de grava mezclada con piedras y el emplazamiento no puede ser más bonito y natural pero es fácil encontrarla ocupada. Está rodeada de rocas y pinos por todas partes y el agua es transparente y limpia. No tiene ningún servicio, es naturaleza en estado puro.




Dejé a los acompañantes en este entorno  y  me fui a recorrer un poco el camino de Ronda hacia el norte. Volví  poco después a por mi hijo porque no quería que se perdiese el paisaje y la esencia de la Costa Brava en este tramo de acantilados.


























El camino aquí también discurre entre pinos, que a veces hay  que sortear por sus caprichosas formas, al igual que abajo, los bañistas saltan de roca en roca descubriendo los recodos y bañándose en ellos.




El azul del mar es intenso y digno de plasmarse en un lienzo. Un pintor estaba con su caballete y sus pinceles disfrutando o eso me pareció. Sentí verdadera envidia en ese momento.  Me hubiera gustado reflejar también, esos colores limpios y saturados.



Se llega a otro entrante del litoral que varios yates eligieron para quedarse. Continuamos caminando algo más pero aquí el camino se adentra un poco por el interior y decidimos dar la vuelta. 




Él entorno no puede ser más bonito. Estás en el mar y en la montaña a la vez. Un refrescante baño y un pic-nic en buena compañía nos esperaba en la cala de Aigua Xelida.





Con kayak en la playa de La Fosca

A esta playa de La Fosca perteneciente a Palamós vinimos una tarde a navegar en kayak.
Es una playa urbanizada con todo tipo de servicios incluido el alquiler de kayak y la adaptación a la minusvalía. Por sus servicios y calidad del agua también es bandera azul. Tiene 500 metros de largo con una gran roca negra en el medio que le da nombre a la playa y cuyo origen está relacionado con una leyenda.



Desde aquí también se accede al Camino de Ronda. Si lo cogemos en dirección norte nos lleva directamente al  Castillo de Sant Esteve, visible desde la playa y situado en lo alto del promontorio. Este promontorio recibe ahora el nombre de Castell, nombre que también se aplica a la playa.
Fosca y Castell están relacionados con una leyenda que nos cuenta cómo la roca negra fue en otro tiempo el castillo de la bella princesa Pirene, hija de los Pirineos. Salvada del fuego de las montañas buscó en la Costa Brava un lugar donde construir su palacio y comenzar de nuevo.
Al pasar por las islas Formigues se averió su navío y tuvo que desembarcar en esta playa. Al poner los pies en la arena tan fina decidió que ahí construiría su palacio. Lo mandó construir mitad en la arena mitad en el mar para poder disfrutar al mismo tiempo de la fina arena y de las olas del mar.
Se convirtió la playa en un paraíso lleno de vegetación vida y color. La princesa amenizaba a los pescadores con sus canciones y ellos estaban encantados con su belleza y alegría. Todos los jóvenes quedaron prendados de ella y el señor del castillo no pudo ser menos. Agasajó y asedió a su deseada con todo tipo de regalos pero esta era inmune a sus encantos porque su corazón estaba ocupado.
Ante el rechazo, el señor del castillo la amenazó con grandes males, a ella y a su corte, si no cedía a sus proposiciones. Ante la negativa de Pirene, el señor del Castell prendió fuego una noche al palacio y solo quedó de él los escombros que con el paso del tiempo quedaron reducidos a una sola roca negra que dio  nombre a la playa.

(Podéis leer el extracto original de la leyenda sacado de una desaparecida revista en: http://tempspalamos.blogspot.com.es/2009/08/llegenda-de-la-fosca.html)



Nosotros ajenos a la leyenda y con ganas de disfrutar en el mar alquilamos tres kayaks y nos adentramos en el mar siguiendo los arrecifes de la izquierda.
Pasamos por debajo del castillo pero la expectación de subir a la embarcación, lo divertido de su  conducción y lo bien que lo estábamos pasando hizo que me olvidara de hacer fotografías hasta que llegamos a la Foradada.



Aquí, hay una pequeña cala de piedras al lado de una gran roca horadada, La Foradada, formando un túnel  por el que se puede pasar. El lugar es impresionante con las aguas transparentes y algún barquito tomando el sol y bañándose. Nos bañamos y divertimos pasando  una y otra vez entre las rocas haciendo fotografías.




Continuando hacia el norte y con las islas de Las Formigues (Hormigas) al fondo, llegamos a la playa nudista Cap de Planes. Solamente pudimos parar un rato a descansar porque no estaba permitido llegar allí con kayak.


Se nos había pasado el tiempo tan rápidamente que ya no seguimos hasta Cala S’Alguer, la siguiente cala que nos encontraríamos. Ahora el  viento lo teníamos en contra  y decidimos volver a la Playa de la Fosca.




El Camino de Ronda cruza la mayoría de las playas y calas de la costa. No conozco otra forma mejor, más espectacular y más gratificante de conocer toda la diversidad del paisaje de este litoral, que recorriendolo en su totalidad. Quizá algún día lo haga. De momento, se lo recomiendo a todos los amantes del senderismo.

Otro día escribiré sobre Sa Riera, una de las maravillosas playas de Begur, en cuyas casitas de pescadores  pasamos grandes vacaciones, hace ya bastante tiempo. 


13 comentarios:

  1. No me puedo creer que con lo que me gusta la Costa Brava y sus playas y calas, En Tamariu, dónde me he bañado en esas preciosas aguas viendo las barcas en el límite y comido de lo más a gusto, y resulñta que hay caminos para poder disfrutarlo más si cabe!!!!! Y hay quién no entiende porqué no me gusta la Costa Daurada, ni la arena fina y pegajosa, pues con sólo ver tus fotografías, queda patente mi amor por la Costa Brava!!!!

    He cerrado los ojos y sonido del mar y el olor a arena y sal, me han embriagado los sentidos!!!

    Un beso!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya tienes un día estupendo asegurado si te acercas por allí. ¡Si no me pillara tan lejos...!

      Eliminar
  2. Menudas fotos...! Nosotros nos escapamos siempre que podemos con la furgo ya que tenemos la suerte de vivir cerquita de ese paraíso. No es comparable a ningún otro lugar, calas espectaculares y en plena naturaleza... Ah y te perdiste cala s'alguer que es una pasada... tienes que volver ya!!! Nosotros este verano cada vez que vamos grabamos con la cámara y a ver si conseguimos hacer un video bonito de 'nuestra tierra' que bien lo merece. Está claro que no hay que recorrer miles de kilómetros para encontrar cosas así. A veces las tenemos tan cerca... Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. No hace falta irse muy lejos para disfrutar de parajes increíbles pero...en Salamanca nos pilla un poco lejos el mar!! Suerte tenéis los que vivís cerca!
      Un abrazo, viajeros!

      Eliminar
  3. Me falta esta zona por conocer....muy buen destino...mis deseos estan en febrero acercarme a Cataluña....!!!! Un saludo!!! Gracias por tus viajes....ayudan a decidir destinos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María Jesús. Es lo bueno que tienen los blogs de viajes. Son experiencias personales que nada tienen que ver con las ofertas turísticas. Si el mío te resulta útil, los tuyos son estupendos para conocer la provincia de Salamanca y alrededores.
      Un abrazo!

      Eliminar
  4. Muy buena crónica y fotos excelentes. Menudos paisajes. Habéis captado toda la esencia de la Costa Brava. Nosotros somos fans de www.facebook.com/camideronda que nos hace descubrir unas playas y calas maravillosas. Saludos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Viniendo de la zona es todo un honor.
      Las fotografías en la costa Brava se hacen solas con esos parajes naturales y esos rincones idílicos.
      Entraré en la página del Camí de Ronda pues espero volver por la zona.
      Un saludo!

      Eliminar
  5. Preciosas fotos! Hace tiempo que leí sobre el camino de Ronda y me pareció una pasada de bonito! Tus fotos me lo han recordado!! A ver si pronto puedo visitar esta zona!

    ResponderEliminar
  6. Uno de mis rincones preferidos, es para perderse y no encontrarse jamas.
    Felicidades por las fotos, se ve muy bien el lugar!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Mi hermana vive en la Costa Brava, este finde estubimos en Blanes y el Cami de Ronda esta cerrado por el ayuntamiento, me teng que informar porque ademas es una parte muy chula! Antes de que se me olvide!

    Felicidades!! te he nominado para "The Versatile Blogger Awards" visita esta entrada http://pequetripulantes.blogspot.com.es/2014/07/nominado.html de mi blog PequeTripulantes y disfrutala!

    ResponderEliminar
  8. Yo no había leído nada de esta zona y me ha parecido una maravilla. Lo de recorrerla en kayak tiene que ser muy divertido. Las fotos parecen verdaderas postales.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  9. M. Carmen Cruz, Raul Sanchez, Benji, Helena Botella, Muchas gracias por vuestros comentarios. Es fácil que las fotografías salgan bien en un paisaje como el de la Costa Brava. A los que no lo conocéis, os lo recomiendo sinceramente. Además del paisaje, las actividades que se pueden hacer son muy variadas.
    Un abrazo, viajeros!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...