10/6/14

Ruta a los Lagos de Somiedo


La ruta a los Lagos de Somiedo transcurre por uno de los paisajes más bonitos de Asturias: El parque Natural de Somiedo.  No es tan conocido como el de los Picos de Europa, pero es un paisaje montañoso en un enclave privilegiado al sur del principado, y  está declarado Reserva  de la Biosfera por la UNESCO desde el año 2000.
El recorrido con el autobús hasta llegar al inicio de la ruta ya nos permitió disfrutar de unos parajes con hermosas panorámicas de sus picos, de  valles y  bosques que son  refugio de los últimos osos cantábricos y de  pequeños núcleos rurales que conservan todavía un antiguo modo de vida.

Son  tierras de montaña por las que los estrategas militares romanos abrieron vías de penetración aprovechando las vías de comunicación naturales utilizadas ancestralmente.  La calzada romana de la Mesa constituye una de las tres calzadas de largo recorrido junto a la de Leitariegos y la de Pajares. También los musulmanes durante su invasión entraron por el famoso Cordel de la Mesa que se puede recorrer a pie. La leyenda dice que el nombre de La Mesa viene porque Don Pelayo se sentó aquí, a mesa puesta, a celebrar la victoria sobre los musulmanes.


Al ser Somiedo una  tierra ganadera por excelencia, posee un tipo de arquitectura popular exclusiva de los “vaqueiros de alzada”. Se les llamó así porque eran transhumantes que en verano alzaban el asentamiento y subían en busca de los pastos altos de la montaña. Subían a las denominadas brañas, constituidas por  pasto, agua y  las cabañas o “teitos” que son normalmente de piedra y planta cuadrada, con un tejado hecho de escobas muy inclinado para evitar que se acumule la nieve en invierno.


Viajando por la carretera  nos encontramos muchos teitos salpicados por las laderas, pero existen varias rutas de senderismo que pasan por las principales brañas: la Peral, Mumian, Sousas, Cornacal

La Peral, inicio de una  ruta para ver las brañas  que lleva hasta Villar de Vildas

Nuestra ruta nos lleva a ver  los Lagos de Somiedo:  los de Saliencia y el Lago del Valle. Son de origen glaciar y están considerados de alto valor hidrogeológico y geomorfológico. Su paisaje, junto a las cumbres nevadas y los verdes pastos, constituyen un paraje auténtico y natural. En él  se conecta con la naturaleza y parece que el tiempo se detiene. Es pura tranquilidad y paz.
La iniciamos  en  el Alto de la Farrapona o Collada de Balbarán, donde nos dejó el autobús después de ascender por el Valle de Saliencia.
El Alto de la Farrapona es la zona asfaltada más alta de Asturias  y lugar de paso hacia el municipio leonés de San Emiliano. Ahora pueden llegar hasta aquí vehículos y autobuses pequeños pero los grandes tienen que quedarse en Saliencia, a 7 kilómetros.


Comenzamos el paseo por una pista dejando a la derecha el Valle de Saliencia que junto con el de Somiedo, el de Lago y el del Pigüeña, constituyen los cuatro grandes valles del Parque. 

Valle de Saliencia



A un kilómetro aproximadamente llegamos al primero de los lagos: el lago de la Cueva situado junto a los restos de la antigua mina de hierro Santa Rita.Tiene 8 hectáreas y 27 metros de profundidad.

Lago de la Cueva

Si nos sorprendió la bonita vista del lago cuando apareció ante nosotros, la que se obtiene desde la pista que asciende por su cara norte te deja sin palabras.

Lago de la Cueva

Lago de la Cueva

Lago de la Cueva

Esta pista pasando por la Laguna de la Mina, conduce a la pradera de Cerveiriz donde se encuentra el lago del mismo nombre con 7 hectáreas y 6 metros de profundidad.


Lago Cerveiriz

Desde aquí sale un sendero que en dirección sudeste conduce al gran Lago de Calabazosa, de 17 hectáreas y el más profundo de Asturias y de la Cordillera Cantábrica con 60 metros de calado.


Lago Calabazosa


Lago Calabazosa
Volvemos de nuevo a la Vega de Cerveiriz y, tras cruzarla, tomamos una senda que nos conduce en ligera subida a un collado en el que hacemos un alto en el camino con la imagen del ganado vacuno pastando  en la Vega de Camayor.


vista hacia atrás

vista hacia atrás



vista hacia atrás

Atravesando toda la vega y llegando a la loma aparece ante nosotros  un precioso paisaje alpino de cumbres nevadas.  A la izquierda un sendero nos conduce hasta divisar las praderas  del Valle de Lago y la pista que comunica el pueblo del mismo nombre con el lago.



Podemos empezar a descender hacia el valle en busca de la pista o continuar este sendero que conduce a una panorámica inmejorable del lago de Valle y del circo que lo rodea. Tomamos esta segunda opción.



Valle de Lago

Lago del Valle

Lago del Valle
lago del Valle

Volvemos después a retomar el camino que, en este punto, adquiere mayor dificultad por la mayor inclinación del terreno y por la presencia de pequeñas piedras que resbalan y dificultan la estabilidad.





Una vez abajo continuamos por la pista que nos llevará, con una pequeña subida, directos  al muro de contención del lago. Aquí , acompañados del ganado vacuno cual vaqueiros, sacamos las comida de la mochila y reponemos fuerzas.


vista hacia la izquierda del lago

vista hacia la derecha del lago

Vista del valle desde el lago
Volveremos a coger la pista en sentido contrario para llegar al pueblo Valle de Lago. Solo en el inicio está sin asfaltar.


En este trayecto podemos ver varios teitos que nos recuerdan las cabañas de la famosa aldea de Asterix, héroe galo de mis comics preferidos.


Y como no podía faltar, ganado vacuno descansando o amamantando a su cría.




Desde aquí, la distancia a Pola de Somiedo, capital del concejo, es de 8 kilómetros aproximadamente por una carretera serpenteante preciosa pero no apta para el vértigo. El barranco que la separa del río del Valle es de una altura considerable y las curvas tan cerradas que los vehículos grandes tienen que maniobrar.
En Pola de Somiedo, donde se encuentra el  Centro de Interpretación del Parque Natural y Oficina de Información, disfrutamos escanciando y bebiendo la rica sidra asturiana que algunos bares mantienen fresca en la fuente y otros en el cauce del río.




Paseando encontramos hórreos y un parque con teitos en cuyo interior hay aperos de labranza y ganadería.



Dispone de un  camping: La  Pomarada de Somiedo,  con área de autocaravanas en la entrada.


Aquí terminó nuestro recorrido y nos fuimos al hotel pero eso es ya otra historia.


Para descargarte la ruta pincha aquí

5 comentarios:

  1. Precioso....un reportaje estupendo me ha encantado....Un saludo viajera!!!

    ResponderEliminar
  2. Otra ruta fascinante. Ya ví las piedritas en el camino por la ladera. Se ven muy resbalosas. Yo me he caido par de veces al resbalar en ese tipo de piedras.

    ResponderEliminar
  3. La ruta es una de las que más me ha gustado. Era todo tan natural y tan auténtico en medio de ese paisaje que me dio pena que la ruta se terminase.
    Gracias por pasaros por aquí a comentar!!

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena! Te he nominado para The Versatile Blogger Award! Visita mi blog: BeHippie. Un abrazo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...